El Trabajo y la Revolución Digital 50 Estrategias para el 2050 PDF






¿Por qué hacer un estudio global sobre el futuro del trabajo y la tecnología?

Numerosos estudios internacionales, y diversos expertos anticipan que en la década de los años 40
del presente siglo surgirá un tipo de inteligencia artificial (IA) cuyas capacidades serán superiores
a la comprensión humana. Por otra parte, y aun tratándose de uno de los escenarios posibles, es cierto que la IA y otras tecnologías futuras (biología sintética, nanotecnología, computación cuántica, impresión 3D-4D, Internet de las cosas, robótica y otras tecnologías que desconocemos, así como las
sinergias entre las mismas) tendrán repercusiones fundamentales en la naturaleza del trabajo, la
economía y la sociedad en 2050.
¿Serán estos efectos positivos o negativos? En este punto, existe una notable división, tanto entre las
personas expertas como en los estudios internacionales, sobre si la tecnología del futuro reemplazará más empleos de los que creará. Sin embargo, en solo 10 años hemos asistido a una concentración de la riqueza en manos de unos pocos, y a que las diferencias de ingresos sean cada vez
mayores. También hemos sido testigos de un crecimiento económico sin generación de empleo y
hemos contemplado cómo el retorno de la inversión en capital y tecnología se ha tornado, generalmente, más rentable que la contratación de trabajadores.
En esta línea, parece que las tecnologías futuras pueden reemplazar gran parte del trabajo humano,
y que el desempleo estructural a largo plazo puede ser un escenario futuro posible.
Por otra parte, mientras que algunas voces nos alertan sobre los riesgos de la tecnología, otras opiniones apuntan que este mayor avance tecnológico podría conducir a nuevas oportunidades de trabajo, o incluso a un renacimiento mundial de la creatividad, en tanto en cuanto las personas pasen menos horas trabajando y dispongan de más tiempo libre.
En cualquier caso, parece que la automatización y el mayor avance tecnológico no van a afectar solo a profesionales con una cualificación inferior, sino que pueden tener impacto sobre la mayor parte de las profesiones tal y como las conocemos en la actualidad. Esta posibilidad plantea algunos interrogantes:

•   ¿Cuántos puestos de trabajo desaparecerán en el
ámbito de servicios como los que prestan
transportistas, conductores, agentes de seguridad?
•   ¿Cuántos empleos eliminarán los sistemas de voz
interactivos con IA?
•   ¿Qué ocupaciones relacionadas con profesionales
del derecho, la investigación, las entidades
0xFB01nancieras... podrían verse desplazadas por las
tecnologías en el futuro?
•   ¿La tecnología aportará nuevas capacidades al
cerebro?, ¿se llegará al cerebro arti0xFB01cial?
•   ¿De qué modo afectarán las impresoras 3D-4D al
comercio internacional?
•   ¿La biología sintética permitirá la mezcla de ADN de
diferentes especies?
•   El desarrollo de una Inteligencia Arti0xFB01cial capaz de
mejorar su propio código, ¿acelerará los cambios en
el ámbito de la IA por encima de lo que predice la
Ley de Moore?
•   ¿La agricultura robótica sustituirá a los agricultores
por máquinas?
•   ¿Qué impacto sobre la industria tendrán la
nanorobótica, la impresión 3D y 4D o la IA?
•  …
Bajo el Proyecto Millennium se asume que el futuro del trabajo va a ser un desafío global, y que nos va a llevar una o más generaciones hacer los cambios necesarios para mejorar nuestras perspectivas.
Con este objetivo se puso en marcha el estudio prospectivo global sobre el futuro del trabajo
y la tecnología a 2050.



Comentarios